Compártelo con tus amigos!!!
Share on Facebook610Tweet about this on TwitterShare on Google+0

La Radiofrecuencia Facial es uno de los tratamientos para el rejuvenecimiento del rostro más efectivos que existen en la actualidad.

Es una técnica muy segura y actualmente se la conoce como el nuevo lifting facial sin cirugía. Es efectiva, es indolora, apenas tiene contraindicaciones y no requiere de cuidados especiales una vez se ha finalizado la sesión, ya que no debemos pasar por el quirófano.

En esta web trataremos de dar respuesta a todo lo referente a este tratamiento de belleza con el fin de informarte y que puedas así resolver todas esas dudas que tienes,  que seguro que son muchas. ¡Empecemos por el principio!

¿Cómo se aplica y para qué sirve la Radiofrecuencia Facial?

Entonces, ¿qué es la radiofrecuencia facial? Es la aplicación de ondas de radiofrecuencia que producen energía en forma de calor sobre el tejido subcutáneo estimulando la migración de fibroblastos, provocando la contracción de las fibras de colágeno, responsable de tensar las capas profundas de la piel, y fomentando su producción.

A este efecto se le conoce como colagenogénesis, que no es más que la formación de nuevo colágeno gracias al calor que se produce en las capas profundas de la piel.

Así mismo y al producir un efecto vasodilatador, mejora notablemente la circulación de la sangre favoreciendo el aporte de nutrientes y oxígeno a las células y rejuveneciendo los tejidos profundos de la piel, lo cual le proporciona innumerables beneficios como por ejemplo un aspecto joven, saludable y radiante.

¿Y lo mejor de todo?

Las contraindicaciones de la radiofrecuencia facial son mínimas y apenas se requieren unas pocas sesiones.

Además actúa como acelerador en la pérdida de grasa localizada, por lo que es una técnica que también combate eficazmente la celulitis corporal.

Cuando el paciente acude a la clínica, se procede a limpiar el cutis en profundidad para eliminar cualquier posible resto de maquillaje o suciedad que pudiera tener el rostro.

Inmediatamente después, con un rotulador, se le limita el espacio a tratar, se divide por zonas y se aplica un gel conductor.

Por último, se sitúa el aparato en la piel y cuando alcance la temperatura fijada, se comienza a mover por toda la cara respetando las zonas marcadas al principio y yendo de una en una.

A veces, el paciente puede sentir un poco de picazón o una pequeña molestia, pero en absoluto sentirá dolor.

A continuación os dejo un vídeo en el que podréis comprobar cómo se realiza una sesión y ver cómo se utiliza un aparato de radiofrecuencia (podéis pinchar aquí si no conseguís reproducirlo).


Tipos de Radiofrecuencia

Puesto que cada vez más personas han recurrido a este tratamiento, en los últimos años ha experimentado una gran evolución y gracias a ello los resultados han ido mejorando cada vez más.

A continuación vamos a explicar brevemente cada uno de los tipos de radiofrecuencia que existen en función de los aparatos utilizados y cómo actúan:

  • Monopolar o unipolar: Trabaja generando calor directamente en la capa más profunda de la piel. Especialmente indicada para “atacar” los tejidos adiposos. Es el menos efectivo de todos los aparatos de radiofrecuencia.
  • Bipolar: Actúa sobre la capa más superficial de la piel y está especialmente indicada para combatir la flacidez.
  • Tripolar: Es una combinación de las otras dos y lo último en este tratamiento. Indicada tanto para combatir la grasa como la flacidez. Gracias a esta tecnología hay menos dispersión de energía y de calor, se necesita mucha menos potencia y hay menos probabilidades de que el paciente se queme.
  • Accent: Aparato que cuenta con 2 electrodos, uno monopolar, que trabaja a nivel profundo de la dermis y otro bipolar, que lo hace a un nivel más superficial.Tiene un sistema de autoenfriamento para que no se produzcan quemaduras y emplea energía dinámica, ya que el cabezal siempre está moviéndose, provocando que el calentamiento de la dermis sea progresivo y sin notar ningún tipo de dolor.
  • Indiba: Su nombre se debe a las iniciales de Investigación División Barcelona, empresa dedicada al diseño y fabricación de equipos para medicina, estética y/o fisioterapia.
    Son los creadores de la primera radiofrecuencia dirigida a tratamientos por diatermia, que es el calentamiento local de tejidos en una zona concreta del cuerpo.Es uno de los tratamientos que más éxito están teniendo a día de hoy, ya que ese capaz de reducir la celulitis, eliminar pequeñas cicatrices, rejuvenecer la piel del rostro, suavizar arrugas, etc.
  • Thermage CPT: se trata de lo último en tecnología dentro del mundo de la estética para luchar contra la flacidez tanto en el rostro (principalmente) como en el resto del cuerpo. Y lo mejor de todo, es que sólo se necesita una sola sesión con lo que eso supone para las personas. Es ideal para realizar radiofrecuencia facial y radiofrecuencia corporal.
  • Radiofrecuencia Corporal: Con este tratamiento se consigue eliminar la flacidez de la piel, la grasa localizada y la celulitis. También se consigue reafirmar aquellas zonas más complicadas del cuerpo, como glúteos, pechos, abdomen y brazos.

Propiedades y Beneficios de la Radiofrecuencia Facial para la piel

  • Piel luminosa y tonificada
  • Efecto lifting en cara y cuello
  • Piel más tersa y menos flacidez
  • Arrugas y surcos suavizados
  • Piel con mayor elasticidad
  • Incremento en la producción de colágeno y elastina
  • Reducción de la papada o el doble mentón
  • Eliminación de bolsas y ojeras
  • Suavizado de las arrugas de expresión
  • Eliminar arrugas
  • Tensa los músculos de la cara
  • Elimina cúmulos de grasa en el rostro
  • Genera uniformidad proporcionando un mejor color y tono al cutis
  • Recomendado también como tratamiento anticelulítico
  • Reducción del tejido adiposo corporal, por ejemplo, en michelines, brazos, abdomen, etc.

¿En qué casos se recomienda aplicar Radiofrecuencia Facial?

Está indicada principalmente en pacientes con un grado de descolgamiento o flacidez en los tejidos leve o moderado, con arrugas o surcos en la piel poco profundos.

Puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo, aunque se suele realizar en la cara, el cuello, los muslos, el abdomen y los glúteos y es compatible con cualquier color de piel y se aplica generalmente entre los 30 y los 50 años.

Las zonas más habituales de tratamiento son:

  • Frente: levanta las cejas y tensa la piel de la frente
  • Ojos: densifica y tensa la piel localizada alrededor de los ojos levantando la mirada
  • Pómulos: tensa ligeramente la piel de la zona y minimiza los poros
  • Óvalo facial y perfil mandibular: reduce el descolgamiento de los tejidos disminuyendo la papada
  • Cuello: estira la piel y suaviza las arrugas profundas

Resultados de la Radiofrecuencia Facial

La radiofrecuencia facial es un tratamiento de belleza que mejora el aspecto de la piel sin tener que recurrir a inyecciones y proporcionando los mismos beneficios o más que el Ácido Hialurónico o el Botox, ya que se aplica de forma externa, mediante unos aparatos que emiten calor en forma de ondas sobre la zona tratada.

Los resultados son visibles desde la primera sesión, pero los efectos de la radiofrecuencia son acumulativos, de modo que se incrementarán sesión tras sesión hasta alcanzar su momento óptimo a los 3 o 4 meses después de haber terminado el tratamiento.

El número de sesiones que se necesitan varía mucho y dependerá de cada paciente y las necesidades de cada uno de ellos, aunque se consideran necesarias entre 4 y 6 en la cara y de 6 a 10 en tratamientos corporales.

Los efectos de la radiofrecuencia facial, como sucede con la mayoría de tratamientos faciales sin cirugía,  son temporales y pueden perdurar durante varios meses hasta algunos años.

Para un resultado óptimo es importante acompañar el tratamiento de una buena alimentación y mantener el cuerpo bien hidratado (2 litros de agua/día).

IMPORTANTE
Una pregunta que se hace la gente en relación a este tratamiento es si puede sustituir al lifting con cirugía, es decir, si los resultados son igual de buenos. La respuesta es no.

Lógicamente, con el lifting quirúrgico se hace un estiramiento completo de la piel mediante incisiones, para lo que es imprescindible pasar por quirófano y una recuperación acorde con una operación de esa índole.

Es otra de las ventajas de la radiofrecuencia, pues no requiere de un periodo de recuperación y es ideal para toda la gente que prefiere técnicas no quirúrgicas.

resultados radiofrecuencia facial

¿Quién no debe someterse a este tratamiento?

La radiofrecuencia facial funciona y es efectiva, siendo un tratamiento apto para cualquier persona sana, siempre y cuando no tenga ninguna enfermedad o infección cutánea en el área a tratar.

Sin embargo, no deberían someterse a la radio frecuencia aquellas personas con alteraciones importantes en la piel o que presenten una extrema sensibilidad.

Así mismo, se desaconseja en mujeres embarazadas y no deberán someterse a un tratamiento de radiofrecuencia facial aquellos pacientes con algún tipo de dispositivo eléctrico como marcapasos, dentadura postiza, prótesis o implantes de metal o stents, ya que podrían interferir con los dispositivos utilizados para la radiofrecuencia facial.

Opiniones sobre la Radiofrecuencia Facial

La radiofrecuencia facial debe ser aplicada por personal sanitario o expertos cualificados y debidamente acreditados.

No hay que olvidar que ellos serán quienes determinen el curso del tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de tu piel. Por eso es importante que te tomes tu tiempo para elegir cuidadosamente.

personal-radiofrecuencia-facial

Deberás tener muy en cuenta las opiniones de los expertos una vez hayas visitado su clínica o centro de belleza.

Sea cual sea el centro especializado en estética que elijas, tiene que poner a tu disposición toda la información que precises sobre el procedimiento y deberá resolver cualquier duda que te surja antes y después del tratamiento.

Ventajas e inconvenientes de la Radiofrecuencia Facial

Ventajas

  • Precio asequible
    El precio por sesión o por tratamiento puede variar sensiblemente de una clínica a otra. Esto puede deberse al tipo de aparato que disponga la clínica para aplicar la RF o sencillamente al renombre de la clínica en cuestión.

Generalmente son precios por sesión y ronda entre los 80€ a los 160€. Si bien es cierto que muchas clínicas o centros de belleza realizan ofertas si contratas varias sesiones y puede que cada una te salga por la mitad de precio.

Cuidado con las ofertas, no tenemos que huir de ellas, pero sí cerciorarnos de que un bajo precio no se deba a que quien aplica el tratamiento no es un especialista o a que aunque lo sea, las sesiones no se aplicarán con el tiempo y la aparatología necesarias para que resulte efectiva.

  • Puede combinarse con otros tratamientos
    Efectivamente puede combinarse con otros tratamientos para el rejuvenecimiento de la piel tales como el botox (muy útil para combatir las arrugas de expresión), las inyecciones de colágeno o cremas específicas, entre muchos otros, para que el impacto sobre nuestro colágeno sea aún mayor.
  • Resultados inmediatos
    Aunque los mejores resultados aparecen tiempo después de haber terminado el tratamiento, es cierto que los efectos de la radiofrecuencia sobre la piel son visibles, por lo general, desde la primera sesión, aunque por supuesto el resultado irá asociado a cada tipo de piel.
  • No precisa período de recuperación
    A diferencia de otras técnicas más agresivas, la radiofrecuencia facial te permite volver a tu rutina diaria después de cada aplicación. Eso sí, evita tomar el sol después de cada sesión.
  • No se siente dolor
  • Define el contorno de ojos
  • No es necesaria ningún tipo de anestesia
  • No es invasiva

Inconvenientes

  • Efectos no se mantienen
    Si bien es cierto que los resultados son palpables y se ven de forma inmediata manteniéndose durante meses incluso hasta un par de años en el mejor de los casos, también lo es que no perduran en el tiempo como sucede con los tratamientos quirúrgicos.
  • Efectivo en casos leves o moderados
    Los milagros no existen. La radiofrecuencia facial es una técnica muy efectiva cuando se trata de casos leves o moderados, pero no cuando la piel presenta arrugas o surcos pronunciados o muy profundos.
  • Intrusismo
    Como con cualquier otro tratamiento de belleza innovador y actual, tenemos que tener cuidado a la hora de elegir dónde acudir. Siempre hay quien aprovecha el tirón empañando el buen hacer de los profesionales de verdad.
radiofrecuencia facial

Radiofrecuencia Facial

Contraindicaciones y Efectos Secundarios de la Radiofrecuencia Facial

Afortunadamente, los efectos secundarios de la RF son mínimos o inexistentes, aunque en algunas ocasiones, en pieles especialmente sensibles, puede observarse un ligero enrojecimiento de la piel y, en ciertas ocasiones, una ligerísima inflamación.

En ciertas ocasiones más “graves” podría aparecer alguna vesícula o ampolla, que generalmente viene asociada por un uso negligente de la aparatología.

¿Este tratamiento es para mí?

Si estás considerando la idea de someterte a un tratamiento de radiofrecuencia facial, ten en cuenta que como toda técnica médico-estética tiene sus pros y sus contras y, únicamente tú, siempre con ayuda de un especialista, puedes decidir en qué invertir tu dinero y tu tiempo, y si aún así te quedan dudas después de eso, pide otras opiniones.

¿Cómo funciona nuestra piel?

Después de todo lo que te hemos contado sobre la radio frecuencia y sus beneficios es necesario que conozcas un poco más sobre el funcionamiento de nuestra piel.

Es el órgano de mayor tamaño del ser humano y tiene la función de aislarnos y protegernos del medio que nos rodea. Está formada por 3 capas:

  • La epidermis (es la zona visible y externa). Forma la primera barrera para protegernos de las agresiones del exterior.
  • La dermis (es la capa intermedia). Está formada por fibras elásticas y colágeno, responsables de mantener la piel joven, tersa y elástica.
  • La hipodermis o tejido subcutáneo (es la parte más profunda, donde se almacena la grasa). Una de sus funciones es dotar de consistencia a la piel para evitar que se afloje.

capas de piel en la radiofrecuencia

Con el paso del tiempo, en nuestra piel se producen una serie de alteraciones físico-químicas que derivan en un envejecimiento de la misma, y como consecuencia de ello, a la aparición de arrugas y pérdida de elasticidad debido fundamentalmente a la pérdida gradual de 3 elementos fundamentales:

  • El colágeno, proteína que da firmeza a la piel, y cuya pérdida provoca que ésta se vuelva más débil y delgada.
  • La elastina, que es la responsable de la elasticidad.
  • Los glicosaminoglicanos, que se encargan de retener la humedad.

Hoy en día existen multitud de tratamientos dermo-estéticos y con cirugía orientados a rejuvenecer la piel de nuestro rostro. El láser ablativo, la dermoabrasión o el peeling químico son algunos de ellos.

Sin embargo, estos tratamientos producen daños en el tejido dérmico, además de que tienen un importante periodo de recuperación y un riesgo elevado en cuanto a posibles complicaciones y contraindicaciones para la salud.

La Radiofrecuencia Facial, en cambio, es una técnica innovadora no invasiva para el rejuvenecimiento facial y el tratamiento de la flacidez de la piel.

Ya para finalizar, decirte que tenemos un artículo que habla sobre los aparatos de radiofrecuencia facial en casa. Te recomendamos que lo leas porque te explicamos cómo has de proceder si te decantas por esta opción.

Si quieres saber más sobre el tema te recomendamos los siguientes artículos:

Resumen
Fecha:
Contenido:
La Radiofrecuencia Facial
Valoración del Autor:
51star1star1star1star1star
Radiofrecuencia Facial, ¿Qué Es y Cómo Funciona?
4.8 (95.12%) 82 votes