Radiofrecuencia Facial -Efectos Secundarios-

Compártelo con tus amigos!!!
Share on Facebook293Tweet about this on TwitterShare on Google+2

La Radiofrecuencia facial es una técnica para el rejuvenecimiento facial que no requiere cirugía ni incisiones, de modo que sus efectos secundarios o contraindicaciones son, en su mayor parte, pasajeros y muy leves.

Aún así, hay que tener en cuenta que todo tratamiento, hasta el menos invasivo o agresivo, tiene sus riesgos. Incluso algo tan simple como una crema de uso tópico puede producirnos un ligero edema en un momento dado.


En el caso de la radiofrecuencia facial, los riesgos o contraindicaciones más comunes que pueden producirse en una persona sana, que no presente patologías previas que desaconsejen esta técnica, son los siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel: Algunas personas experimentan un leve enrojecimiento de la piel inmediatamente después de una sesión de radiofrecuencia. Se trata de una reacción similar a la irritación que aparece en ocasiones después de tomar el sol, pero suele desaparecer rápidamente. En la mayoría de casos, el paciente puede retomar su rutina habitual al terminar cada sesión.
  • Inflamación: También puede aparecer una ligera hinchazón o inflamación en la zona tratada así como alguna pequeña vesícula, pero suelen desaparecer en unas horas o a los pocos días de haber recibido la sesión de radiofrecuencia.
  • Ampollas o surcos: Una de las contraindicaciones más serias en la aplicación de radiofrecuencia facial es la aparición de irregularidades en la superficie tratada tales como pequeñas arruguitas o ampollas, o en ocasiones incluso algún surco, que se atribuyen al sobrecalentamiento del tejido subcutáneo pudiendo causar atrofia o tensión excesiva en las células grasas.

Aunque por lo que se ha podido observar hasta la fecha, estas últimas complicaciones se han producido como consecuencia del mal uso o desconocimiento del aparato de radiofrecuencia.

radiofrecuencia facial contraindicaciones

radiofrecuencia facial contraindicaciones

Lo cierto es que en la actualidad existe un amplio abanico de dispositivos para su aplicación: algunos aparatos aplican radiofrecuencia de tipo Bipolar, que estimula la piel provocando un ligero calentamiento superficial de la misma, otros que generan radiofrecuencia de tipo Unipolar o Monopolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre las células adiposas y, por último, están los dispositivos de última generación que trabajan con radiofrecuencia tripolar que es una combinación de ambas.

También tenemos el tratamiento Thermage CPT, que está siendo una revolución en el mundo de la estética.

Sea cual fuere el dispositivo utilizado, es indispensable seguir y conocer a la perfección las indicaciones de uso del fabricante para evitar un uso negligente del mismo y obtener los máximos resultados en cada sesión así como en el conjunto del tratamiento.

De ahí que sea de vital importancia acudir a centros especializados y dirigidos por personal debidamente preparado y acreditado que trabajen con la mejor aparatología y que sepan asesorar a cada paciente adaptando el tratamiento a sus necesidades así como informarle sobre las posibles contraindicaciones de la radiofrecuencia facial, a la vez que, por supuesto, desaconsejen o descarten esta técnica para aquellos pacientes que se incluyan dentro de los grupos de riesgo.

Más información referente al tratamiento en nuestros siguientes artículos:

Resumen
Fecha:
Contenido:
Radiofrecuencia Facial Efectos Secundarios
Valoración del Autor:
51star1star1star1star1star
Radiofrecuencia Facial -Efectos Secundarios-
5 (100%) 14 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies